En el post de hoy te cuento qué es la tartamudez evolutiva, por qué se produce y cómo tienes que actuar si a tu hijo le sucede. Sigue leyendo 😉

Aunque te parezca imposible, de repente un día, tu pequeño retoño (que ya habla muy bien) empieza a tartamudear y se bloquea cuando intenta decirte algo. Es frustrante, para él y para ti. Tú estás ahí, empujando mentalmente con todas tus fuerzas para que consiga terminar la frase y él está intentando con todas sus fuerzas terminar la frase.

No puedes hacer otra cosa. Sólo estar tranquila y no hacerle sentir como que hay un problema, porque no lo hay. Es una fase en su desarrollo y que no todos los niños pasan, pero muchos sí.

Y mi hijo mayor pasó por ella. Al principio me asusté, no había oído nada sobre este tema y pensé que quizás estaba teniendo algún problema. Tenía más de dos años y medio.

Lo primero que hice fue documentarme, y una vez sabiendo por lo que estaba pasando mi hijo, seguí los consejos de los profesionales.

Lo importante es no darle importancia, que el niño no note nuestra ansiedad o preocupación.

Esta fase suele suceder entre los dos y tres años de edad, y el tiempo oscila dependiendo de cada niño. Al mío le duró escasamente una semana. Y digo escasamente, pero a mí se me hizo una eternidad.tartamudez evolutiva

Por qué pasa esto

Dicen que esto pasa cuando el vocabulario aumenta en un corto periodo de tiempo, entonces el pensamiento va más rápido que la función del habla.

También influyen factores externos como tensión o estrés en el hogar. Coincidió que hacía poco que yo había empezado a trabajar y estábamos en plena operación pañal (ahí tengo un post pendiente, ya que mi operación pañal es muy larga), así que es posible que eso le afectara y se le juntara todo.

Consejos

  • Sobretodo no hay que corregirle, ni enfadarse, ni ponerse nervioso. Debemos estar tranquilos y no mostrar signos de preocupación. Tenemos que aportarle tranquilidad y serenidad.
  • No terminar las frases por él, debemos dejar que se exprese, aunque le cueste.
  • Nos limitaremos a escucharle con atención, sin perder la atención aunque se demore en terminar la frase. Si nota que nos desmotivamos esperando lo que quiere decirnos agravaremos el trastorno.
  • Una vez haya terminado de expresarse es bueno que le contestemos tranquilamente, muy despacio y con alguna pausa, repitiendo la palabra que a él le ha costado pronunciar. La repetiremos en el contexto de la respuesta, de manera natural y muy lentamente.

Estos consejos pueden aplicarse de forma constante incluso cuando no existe tartamudez evolutiva, en el post “Consejos para facilitar el desarrollo del lenguaje en los niños tienes las pautas a seguir para ayudar a tu hijo en el desarrollo del lenguaje. Si no lo has leído, te lo recomiendo.

¿Conocías de la existencia de esta fase en el desarrollo de los niños? ¿Le ha pasado a tu peque?

Espero que te haya gustado, si te ha gustado ayúdame a compartirlo 🙂

Gracias por leerme. ¡Hasta la próxima!