Lo prometido es deuda, y aquí está la receta de la tarta de queso facilísima para hacer con tu peque, tenga la edad que tenga. Tal y como te comenté en el post «Cocinar con tu peque: 10 beneficios y fichas« hoy traigo una receta súper sencilla que puedes hacer con él, por muy chiquitín que sea. Esta tarta la hicimos hace unos días con mis dos retoños y disfrutamos muchísimo. Prueba a hacerla tú, porque además de ser fácil de hacer, es rápida y está buenísima. Sigue leyendo 😉

Me encanta hacer tareas cotidianas con mis peques, es una forma en la que ellos aprenden y fomentan su autonomía, y además de eso están entretenidos y pasamos un rato de lo más divertido. Sí, juegan a ser mayores. Pero esta es su forma de aprender, y esta es la mejor forma que tenemos nosotros para enseñarles, para educarlos.

Así que el otro día, aprovechando que era el cumpleaños de mi padre y quería hacer una tarta pero no tenía tiempo, decidí hacer esta tarta de queso que ya he hecho bastantes veces por su sencillez y porque me encantan las tartas de queso. Y sí, mis peques me ayudaron más que felices, se pusieron los delantales y ¡manos a la obra! 🙂

¿Qué ingredientes necesitamos?

  • 1/4 Kg de queso blanco de untar

  • 3 huevos

  • 3 yogures naturales

  • 4 cucharadas de harina

  • 75 gr de azúcar

  • Aceite de oliva

Ya ves que son ingredientes de lo más corrientes y que solemos tener en casa, así que cualquier día la puedes hacer, ya que se tarda muy poquito en la preparación. Eso sí, hay que contar que es de horno y que luego se tiene que enfriar, así que es mejor hacerla por lo menos el día de antes para que repose bien y esté bien fría (de nevera). Pero  eso mejor te lo explico al final del post y ahora me centro en el principio: la elaboración.

Imagen6

¿Cómo hacemos la tarta?

Lo primero de todo, antes de empezar a preparararla, pon a precalentar el horno (a 200º).

Empezamos colocando los ingredientes encima de la mesa. Bueno, esa es mi forma de hacerlo, además dejo que sean mis peques quienes los coloquen, así van distribuyendo las cosas, ven qué productos utilizaremos para la elaboración, y contamos la cantidad que necesitamos de cada uno de ellos, encima de aprender no veas la ilusión con que lo hacen.

En un recipiente grande (yo utilizo un bol de cristal grande) se cascan los huevos y se echan dentro. Luego añadimos el queso, los yogures, las 3 cucharadas de harina y el azúcar.

Una vez todo dentro, empezamos a batir. Puedes hacerlo de forma manual o con baitdora, lo importante es que quede una masa homogénea, sin grumos.

Imagen7

Yo  lo hago de forma manual, porque la verdad es que enseguida se queda la masa uniforme. A mis peques les costó un poquito más, había que hacer fuerza y se cansaban, así que al final terminé yo.

Una vez tenemos  la masa sólo hay que echarla en un recipiente o molde (yo la pongo en una bandeja de cristal tamaño folio), pero lo mejor es ponerlo en un molde desmoldable.

Imagen8

Y la ponemos en el horno a temperatura 175º durante 25 minutos. Pasado  ese tiempo apagamos el horno y la dejamos reposar dentro durante unos minutos.

Una vez fría se mete a la nevera. Está buenísima,  la verdad.

Se puede decorar al gusto, con frutas, mermelada…. Aunque sola también está muy buena 😉

Ya ves que es una tarta muy facilita y rápida de hacer, así que te animo a probarla. Y si todavía tienes dudas de meter a tu peque en la cocina contigo te recomiendo que leas mi post sobre los beneficios que tiene cocinar con nuestros peques, seguro que después de leerlo pensarás de otra manera.

[et_bloom_inline optin_id=optin_3]

¿Y tú sueles cocinar con tu peque? 

¡Gracias por leerme! ¡Hasta la próxima! 🙂

El Rincón del Peque



Pin It on Pinterest

Share This