Hoy te voy a enseñar cómo hicimos nuestra chimenea de cartón para decorar nuestra casa en Navidad. La verdad es que es muy fácil de hacer y queda muy bonita. En este post te lo explico todo con detalle. Espero que te guste 🙂

La de cosas que hacemos cuando nos convertimos en papás… Pues eso, que en medio de todo el caos que envuelve nuestra mudanza (ya falta menos para terminar, eso sí), aquí estamos, haciendo una preciosa y cálida chimenea para decorar nuestra casa esta Navidad.

Y es que… se lo comenté al papi y le encantó la idea. Así que esta manualidad se la ha currado él solito. Yo sólo me he encargado de ir haciendo las fotos para poder publicar el post.

La idea no es nuestra. Vi una foto en Pinterest y sobre ello hemos hecho nuestra propia chimenea. Y, la verdad, es que ha quedado preciosa.

Es súper sencilla de hacer, así que por si te animas, aquí te explico el paso a paso.

Materiales

  • Cajas de cartón (dependiendo del tamaño, necesitarás más o menos)
  • Papel blanco
  • Papel rojo o granate
  • Pegamento
  • Celo

Pasos a seguir

Lo primero que tienes que hacer es escoger bien las cajas y la posición que van a seguir para formar la chimenea

Después, las unimos con celo o cinta de embalar (lo que mejor te vaya o tengas a mano), y empiezas a forrarlas con papel blanco.

Nosotros compramos dos rollos de papel grandes de mantel. Nos salía más barato y a lo que sobrara le íbamos a dar uso. Fue idea de mi marido y, aunque yo fui un poco escéptica con utilizar este papel, la verdad es que ha quedado genial.

Nosotros hicimos una repisa (bueno, cuando digo nosotros, me refiero a mi marido, jaja, porque la hizo toda él 😉 ) con una lámina de cartón forrada en granate, y la verdad es que quedó muy bonita y le dio un toque más real.

Ahora sí, cuando ya tenemos todo forrado de blanco y ya con la forma de chimenea, empieza la tarea más laboriosa. Sencilla, pero laboriosa, porque hay que ir recortando y pegando ladrillo a ladrillo.

Recortas el papel granate a tiras y las vas pegando, con cuidado de que quede uniforme y alineado, para simular una chimenea de ladrillos de verdad.

Un consejo: no es suficiente con dos botes de pegamento de barra… ¡Nosotros utilizamos tres!

Y es que son muchos ladrillos que poner… puedes hacerlo con otro tipo de pegamento, pero es fácil que traspase el papel y quede peor. Nosotros lo hicimos con el típico pegamento de barra de hacer manualidades y quedó fenomenal.

Tengo que decirte que tienes que tener espacio para ponerla (o hacerla más pequeña). La nuestra es tamaño real, pero como hemos cambiado de piso y en el salón todavía nos falta algún mueble, tenemos el hueco perfecto que además nos sirve para rellenar porque quedaba un espacio vacío 🙂

Y es que es tan fácil de hacer y tan bonita, que estamos todos encantadísimos con nuestra chimenea 🙂Haz click para twittear

La idea inicial era poner unos maderos y papel celofán rojo para simular un fuego (motivaba mucho esto, jeje), pero a los peques se les ocurrió poner el belén en ese hueco y allí tenemos el belén.

Los reyes magos y una casita con unos pastores están encima porque todavía están llegando que faltan muchos días… 🙂

 

Si me sigues en Instagram, ya habrás visto que el belén a veces sale de paseo, hace desfiles y… en fin, qué le vamos a hacer… disfrutan tanto que ya hemos decidido con el papi que no haremos un belén bonito, ni añadiremos piezas, ni cambiaremos el árbol hasta que crezcan un poquito más… Sí, mis peques son adorables pero lo destrozan todo 😉

La verdad es que la chimenea ha quedado una cucada y nos encanta. Nos dará mucha pena cuando tengamos que desmontarla. Así que si tienes un poquito de tiempo y ganas, ya ves qué maravilla se hace con un poquito de material y mucho cariño.

¿Te animas a hacerla? Me encantará conocer tu opinión o tu experiencia si la has hecho. Y si te ha gustado, me ayudarás compartiendo este post 🙂

Un abrazo y te espero en los comentarios,

A %d blogueros les gusta esto: