Ya he comentado varias veces lo que me cuesta que mi peque mayor coma pescado. Así que he ido buscando diferentes formas de cocinarlo, para que le resultase más apetitoso.

Y, como también sabes, yo suelo tirar de recetas o inventos muy fáciles de hacer, y que no requieran de mucho tiempo de preparación.

Así que hoy voy a enseñarte cómo hacemos tortitas de pescado, de una forma muy similar a como hacemos las albóndigas de pescado que ya te enseñé en el post Albóndigas de pescado fáciles de cocinar con peques

Realmente sería la misma receta, pero con un acabado final diferente.

Ahora te explico, paso a paso, cómo las hago.

Si me preguntas si merecen la pena, te digo que sí, es una forma fácil y saludable de comer pescado, y están deliciosas.

 

Cómo hacer las tortitas de pescado

Ingredientes

  • Pescado (da igual el tipo de pescado, el que queramos, también se pueden mezclar diferentes variedades)
  • Aceite
  • Sal
  • Huevo

Paso a paso

Lo primero que tenemos que hacer es desmenuzar bien el pescado. Se puede hacer con cualquier tipo de pescado, sea fresco o congelado.

Yo voy cortando los trozos y los dejo limpios de espinas para que mis peques vayan desmenuzándolo (o desmigajándolo).

Una vez hemos desmigajado el pescado, le ponemos sal, aceite y si queremos un huevo (esto es optativo). Y pasamos al segundo paso.

¿Y ahora qué tenemos que hacer? Pues las tortitas.

Cogemos pequeñas porciones (del tamaño que queramos) y las aplastamos bien. Así, más o menos como en la foto (aunque seguro que a ti te quedan mejor).

Como has visto en la foto, las pongo en una bandeja de horno, sobre papel para horno y untado con un poquito de aceite (ya ves que yo no pierdo mucho tiempo).

Y de ahí… Al horno.

Cocinar con nuestros peques recetas sanas y fáciles es una forma maravillosa de educarlos saludablementeHaz click para twittear

Y así quedan. El tiempo de cocción dependerá de la cantidad de pescado que hayas puesto, si es más gordita o más fina la tortita. Yo las hago muy finas, se cuecen enseguida, y se ve porque están un pelín tostadas.

Y ya, de ahí al plato. Puedes comerlas recién hechas o guardar para otro día, eso ya al gusto. Yo cuando hago, suelo dejar para que me sobren para otra comida o cena.

Aunque como están tan ricas, y a mi hijo pequeño le encantan, se comen solas y no me cunden mucho, la verdad. Vamos, que si calculo para tres comidas, no llego a tantas.

Ya ves que la receta es facilísima y que es para hacer con ellos. Ya te comenté en el post Cocinar con tu peque: 10 beneficios y fichas que cocinar con tu peque tiene grandísimos beneficios, y encima te ayuda 🙂

¿Has probado las tortitas de pescado? ¿También a tu peque le cuesta comer pescado?

Me encantará leer tu opinión en los comentarios.

Un beso y mil gracias por leerme,

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER, Y RECIBE ESTE E-BOOK COMPLETAMENTE GRATIS