Seleccionar página

La vida son etapas, y, aunque a veces, nos intentamos aferrar a ellas… es bueno dejarlas ir.

Cada cosa tiene su momento y para que lleguen otras, hay que dejar ir a las anteriores.

Y eso es lo que hago yo hoy: dejar ir una etapa muy bonita, de mucho aprendizaje y crecimiento.

Este es el último post que escribo en este blog.

Cierro Mi Mundo con Peques, con mucho agradecimiento, mucho amor y mucha nostalgia y miedo.

Recuerdo perfectamente como nació, en 2014, llamándose entonces El RINCÓN DEL PEQUE. En él empecé a escribir como parte de un proyecto profesional que no siguió adelante, pero continué con el blog.

Empecé a escribir sobre lo que entonces me motivaba: sobre educación.

Sin implicarme personalmente, manteniendo las distancias y preservando mi anonimato con más miedo que otra cosa a que alguien descubriera quién estaba detrás de este blog.

Pero el blog me envolvió, y cada vez fui aportando más de mí… Y llenándome de vivencias y de personas maravillosas. Hoy, algunas se han convertido en amigas.

Y empecé a escribir también de crianza, de salud, de manualidades, cocina, reflexiones personales, disciplina positiva… Aquí he plasmado un montón de experiencias buenas y no tan buenas que sé que han ayudado a muchas personas.

Y doy gracias.

Gracias por todo lo que me ha aportado, por todo lo que he aprendido.

Y cada vez más fui dando más de mí… hasta que di un paso hacia adelante y aparecí yo.

No fue fácil, pero sí necesario.

Hoy puedo decirte que estoy muy orgullosa de todo lo que he aportado, de todo lo que he escrito, que siempre he intentado ser coherente conmigo misma y, sobretodo, de estar tan bien rodeada como es la comunidad de Madresfera.

En serio, qué afortunada me siento de estar tan bien acompañada en todo momento.

Y mi agradecimiento infinito también va para todas estas personas que están ahí, apoyándome incluso tendiéndome una mano cuando hace falta, acompañándome en la distancia, abrazándome (unas veces físicamente y otras virtualmente)… Ayudándome cuando lo he necesitado. Respetando mis tiempos, mis momentos.

En serio, este es el regalo más grande que me ha dado Mi Mundo con Peques.

Al final, es con esto con lo que me quedo: con las personas. Esto es lo que hay detrás de una gran comunidad de bloggers… amor y amistad.

Pero aunque cierro una etapa, no cierro todo.

Continúo.

Voy a dedicarme de lleno a mi otro blog: Mis pies zambos. Y al podcast Maternidad y pies zambos.

Y otros proyectos en los que estoy trabajando, pero es pronto aún para hablar de ellos…

Y es que… a estas alturas, y hablando de coherencia, no puedo hacer otra cosa que lo que voy a hacer.

Seguir mi corazón.

Cierro el blog, pero todo el contenido seguirá ahí hasta que internet se canse:

5 años de blog, 191 post, 2061 comentarios y un montón de amor.

Gracias por estar ahí siempre. Gracias por leerme. Gracias por compartir. Gracias por tu apoyo.

Porque haciendo todo esto, me has estado apoyando.

GRACIAS, GRACIAS Y MUCHÍSIMAS GRACIAS.

Si quieres seguirme en mis nuevos proyectos, me encontrarás en www.mispieszambos.com y www.teregbuetas.com Puedes suscribirte a ambos blogs.

También estoy en Redes Sociales (Facebook, Twitter, Pinterest e Instagram, en todas ellas como @teregbuetas y @mispieszambos.

Donde más activa estoy es en Instagram:

Gracias por todo y un abrazo enorme, con todo mi amor,



Pin It on Pinterest

Share This